laptop, apple, keyboard
 
 
2020|Ciudad de México

Caso de éxito sector privado

20% de incremento en el número de proyectos exitosos.

Problemática:

En una empresa del sector privado que atiende banca y afore se contaba con un área interna de desarrollo de software de más de 1500 personas para dar soporte y mantenimiento a los sistemas desarrollados para la organización, así como desarrollar nuevos productos, con aproximadamente 30 proyectos mensuales en promedio.

Como la mayoría de las empresas se tenían problemas de estimación, cuando los mantenimientos y nuevos desarrollos se terminaban a tiempo, era porque implicaba un esfuerzo extraordinario por parte de los equipos de desarrollo, sacrificando tiempo de documentación, calidad en los productos o incluso requería trabajo extra para los colaboradores, lo que reducía su productividad y generaba molestia.

El desafío que se tenía era generar métricas que permitiera mejorar las estimaciones, pero también que permitiera entender el comportamiento del proceso de desarrollo de software en la organización, para poder mejorarlo.

Al parecer una tarea imposible.

Solución Spingere:

Para dar atención al desafío se implementó la Software Accountability Office (SAO), solamente con 2 servicios que apoyaban al objetivo de la organización:

Medición formal de software, y

Estimación formal de software

Resultados:

Con esto se logró generar una base de datos de referencia inicial, así como modelos de estimación para distintos tipos de proyectos, adoptando el estándar de COSMIC (ISO/IEC 19761), siendo la primera organización en México que lo adoptó de manera correcta y generó un centro especializado de medición.

El beneficio que se tuvo fue muy grande principalmente al contar con modelos de estimación confiables tanto para metodologías tradicionales como para ágiles, y una métrica transversal, es decir, que se usa y se entiende en el área de TI pero también con sus clientes para dimensionar proyectos y fundamentar las estimaciones y decisiones en los proyectos.

Con esta solución, la organización logró llegar a un nivel 3 de madurez en prácticas de medición y estimación, teniendo un entendimiento del uso de métricas formales para alinearlas a las métricas y objetivos de negocio, lo que les permite visualizar las nuevas áreas de oportunidad con base en métricas dejando atrás el juicio de experto.

¿Quieres convertir tu caso en uno de éxito?

CONTACTA A UN ESPECIALISTA